4 Tipos de Innovación para desarrollar una Estrategia

Home  /  BLOG  /  4 Tipos de Innovación para desarrollar una Estrategia

 infografia-fb-GaryPisano-01.png

 

Hace ya más de un año, el académico de la Harvard Business School, Gary P. Pisano, escribió un artículo para la revista de la misma escuela acerca de la importancia de tener, generar y mantener una Estrategia de Innovación, fijando una ruta entre la situación actual y las metas que se quieren alcanzar. Para esto, Pisano identifica 4 tipos de innovación, así como algunos puntos en contra para desarrollar una estrategia de innovación.

 

 

“¿Qué modelo de innovación conoces?”, debiese ser una pregunta para comenzar, y tan sólo por una razón: No existe un modelo único de Innovación. Muchas veces las empresas (o las personas que trabajan en ella) adopten prácticas que están de moda, imitando estrategias de otras organizaciones, sin ser conscientes de que cada empresa es distinta, y que no lo que sirve para una lo puede hacer para otra.

infografia-fb-GaryPisano-03.png

Otro importante punto es que una buena Estrategia de Innovación siempre, pero siempre, debe partir por elaborar objetivos claros, para tener claro cuáles son las mejores rutas para alcanzar esa meta. Con esto claro, queda el preguntarse cómo poder crear valor desde la innovación, cuáles son las herramientas que puedo utilizar, cómo podrás capturar ese valor y, finalmente, qué tipo de innovación será necesaria.

A partir de esa última pregunta realizada es que Pisano clasifica la innovación en 4 tipos, que se pueden desarrollar desde las organizaciones, y que corresponden a distintos objetivos que tenga la empresa en su desarrollo, modelo de negocios o ciclo en el que se encuentra, entorno al cambio tecnológico y al modelo de negocio.

– INNOVACIÓN INCREMENTAL (o de rutina): en base a las tecnologías ya existentes y/o al actual modelo de negocios, y que no significan un cambio de alto impacto para el entorno de la organización.

– INNOVACIÓN DISRUPTIVA: Este tipo de modelo para innovar implica un cambio de modelo de negocio o de cómo se están haciendo las cosas, sin necesariamente un cambio tecnológico.

– INNOVACIÓN RADICAL: Aquí el reto es puramente tecnológico, teniendo un efecto sobre el qué está haciendo la empresa.

– INNOVACIÓN DE ARQUITECTURA: Combina una disrupción tecnológica y del modelo de negocio, con un alto impacto en la industria y el entorno.

infografia-fb-GaryPisano-08.png

Y aunque muchas veces se podría asociar el que las grandes ganancias provienen de la innovación de arquitectura, este tipo de beneficio proviene más del tipo incremental, asociado a conductas como la mejora continua de productos, servicios o procesos.

Categoría: Innovación

Joaquin Valderrama

Sobre Joaquin Valderrama